29 de marzo de 2020

Escape

Ilustración de la autora

Surakav Hura

Me diste las palabras cuidado y amor
Y las acogí en mi ser como un mandato
Como lo que se guarda y se expresa
Algo que se irradia y se atesora

¿Pero qué es cuidado para ti?
¿Mantenerme en una caja prisionera de tus deseos?
Cuidado que mis emociones no me hagan daño
Que mis emociones sean las tuyas

“Tsss Tsss, ¿en qué piensas?”
“¿Dónde van tus ideas, tus recuerdos y reflexiones?”
Me quieres en una caja
Develando mis más íntimos secretos a tu ser

“¡Mírame a los ojos!”
¿Cuáles ojos?
No veo tu alma detrás de ellos
No veo la mía
Me quieres en una caja
Sollozo una y otra vez
Mientras me miras firme, acechando, controlando

"Come lento", "come más lento"


¿Que como rápido?
¿Cómo debo comer?
¿Cómo tú?
¡Me quieres en una caja!
No quiero estar en tu caja

Me levanto, tomo mis cosas
Te sirvo café y pronuncio un “no más”
Me acorralas con el discurso
Mis palabras no salen de mi boca
Para protegerme
Para que no las uses para modelarme

Corro, huyo, me escondo, salto y me escondo
Allí, donde una amiga
¡Me quieres en una caja!
En una caja sólo para ti

Te enfrento, apelo a las instituciones
Apelo a la norma, apelo a mi seguridad
Reclamas, me llamas loca

¡Me querías en una caja!
Pero ya la salté, ya la rompí
Y nunca más estaré en esa caja, ni en otras
No me gustan
Prefiero ser libre como el colibrí
Posada de flor en flor
Mostrando colores exóticos que cambian
Cada vez que recuerdo las cajas

Ilustración de la autora